»    Compartir en Facebook en Google+
En 1982, en plena Guerra de Las Malvinas, el moderno destructor HMS Exeter (D89 en servicio desde setiembre de 1980) cruzó –a mediados de abril- el canal de Panamá en dirección a las islas Sandwich del Sur y Georgias del Sur recuperadas por los argentinos el 3 de abril de 1982.

La entonces primera ministra británica, Margaret Thatcher, para ocultar el apoyo chileno, mintió a los medios de comunicación ingleses e internacionales, diciéndoles que el HMS Exeter navegaba por aguas del Atlántico, con el propósito de tomar las citadas islas.

El HMS Exeter, estando a más de 200 millas de las costas peruanas, solicitó permiso al Gobierno peruano para llenar sus tanques con gasolina en el puerto de Paita –en el norte peruano-, siendo negada la autorización.

Igual sucedió cuando estuvo en las afueras del Callao, por lo que tuvo que navegar a 14 nudos por hora, una velocidad considerada de “ahorro”, para poder llegar a Arica, donde el gobierno chileno le dio todas las facilidades, para luego asimismo reabastecerse en Punta Arenas y desde allí dirigirse para atacar por la espalda a las islas Georgias del Sur.

Por esas fechas los ingleses “hundieron” el plan de paz del presidente Fernando Belaunde, al atacar el crucero General Belgrano, matando a 323 marinos, cuando se encontraba navegando en aguas internacionales.

No hay comentarios: