»    Compartir en Facebook en Google+
Vista de Iquique Perú.
Paz Soldan. Geografia del Peru. Imp Paris, 1863. (Libreria de Augusto Durand)
El presidente Ramón Castilla, natural de Tarapacá, sería el gran benefactor de Iquique.

En 1843 Castilla desconoció la autoproclamación de Manuel Ignacio Vivanco como Jefe Supremo del Perú. Castilla y Domingo Nieto formaron en Arequipa una Junta Suprema de Gobierno de las provincias del Sur: Tarapacá, Arica, Tacna, Moquegua y Arequipa.

El 13 de noviembre de 1843 Castilla designa a Iquique como Puerto Mayor, para comerciar con el extranjero sin tener que pasar por Arica para pagar tributos. Con ello se requirieron mas funcionarios y edificaciones para la Aduana. Por el crecimiento del contrabando, Iquique retorno al status de Puerto Menor el 3 de septiembre de 1845.

El 21 de octubre de 1845 Castilla autorizó a los buques nacionales a importar directamente productos requeridos para la explotacion del salitre: carbón, madera, sacos, herramientas y purificadores de agua. Además en Iquique se pagaba los impuestos para la importacion de trigo, cebada, maíz, charqui, manteca y afrecho, beneficiandose la ciudad con los impuestos. Los sacos vacíos, leña y carbón de piedra estaban excentos de impuestos para cualquier importador.

Desde el 11 de noviembre de 1845, las embarcaciones nacionales podrían importar víveres pagando solo la mitad de los impuestos. No asi buques extranjeros.

En marzo de 1847 se creó la cámara de comercio de la provincia de Tarapacá, ubicada en Iquique. Debía conciliar con los comerciantes sus demandas mercantiles, calificar matrículas de comercio y llevar el registro y control de los buques dedicados al cabotaje. El personal de puerto se elevó a un capitán con rango de teniente primero, un cabo, un patrón y cuatro grumetes. La Aduana contaría con un teniente administrador, un amanuense, un cabo de resguardo, seis guardas, un patrón de falúa y dos marineros.

En diciembre de 1847 los vecinos de la ciudad fueron eximidos de pagar contribuciones por concepto de bienes raíces, por ser Iquique una población nueva, cercana a los mil habitantes, sin agua potable, sin víveres, y que necesita especial protección para ampliar la industria industria del salitre.

No hay comentarios: