»    Compartir en Facebook en Google+
Micaela Patricia Corvacho Oviedo se convertó en la peruana más longeva en recibir un DNI el 18 marzo de 2008. "Yo he vivido mucho", dice doña Micaela.

La dama de piel color noche y ojos vivaces nació el 28 de agosto de 1900 en Arica, cuando todavía "era territorio peruano", y a los ocho años de edad, a la muerte de su madre, llegó a Lima traída por su madrina para que estudie. Doña Micaela tiene todavía en la memoria la imagen del valle de Azapa en Arica y recuerda que llegaron a Lima en un vapor de la histórica Compañía Peruana de Vapores.

Por casualidades, ha llegado desde Tacna, como cada año, Otilia Carrión, hija política de uno de los cuatro hermanos de Micaela (todos fallecidos).

A cuentagotas, ella va recordando. Casi toda su vida la ha vivido en Barranco y dice que cuando llegó a Lima, en la ciudad había coches tirados por caballos y se viajaba en tranvía de Lima a Barranco. La luz eléctrica, por entonces, era un sueño y un máximo placer era ir a Surco para pasear por las campiñas.

"Ahora dicen que Surco está bonito, ¿no?", pregunta doña Micaela, quien es también la única sobreviviente de los abuelitos que llegaron en agosto de 1982 a la Casa Hogar inaugurada por el presidente Fernando Belaunde Terry.

Doña Micaela tiene alrededor del brazo un rosario y en las paredes de su cuarto hay varias imágenes religiosas a las cuales ora cada día. Sí, a veces, cuando empieza a repasar su álbum familiar mentalmente y va sacando cuentas que ya no queda casi nadie de los que amó, se dice "Todas las personas ya se han acabado, ya se han muerto. ¿Dios, por qué me mantienes viva?".

El problema para establecer la edad de doña Micaela fue que no había partida de nacimiento que certifique su edad. El gerente de Restitución de la Identidad y Apoyo Social del Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec), Adolfo Herrera Orlandini, explica que en estos casos, lo que hace Reniec es primero elaborar una partida de nacimiento de la persona y una declaración jurada en base a declaraciones de terceros (vecinos, familiares, personal, etc.).

No hay comentarios: