»
-EL ESCUDO DE TACNA
FREDY GAMBETTA

El Concejo Municipal, en sala plena, aprobó por unanimidad el 13 de marzo, del presente año, la Ordenanza Municipal 0005-09, mediante la cual se oficializa el Escu…
-EL ESCUDO DE TACNA
FREDY GAMBETTA

El Concejo Municipal, en sala plena, aprobó por unanimidad el 13 de marzo, del presente año, la Ordenanza Municipal 0005-09, mediante la cual se oficializa el Escudo de Tacna, declarándolo intangible y haciendo justicia a quien lo ideara, el ilustre tacneño José Jiménez Borja y al artista que lo plasmara, don Enrique Gamarra Hernández. Esto fue posible, como se deja constancia en la Ordenanza, gracias a un informe que presentáramos desde la Sub Gerencia de Educación y Cultura.

La historia del Escudo de Tacna, que me la contó el propio doctor José Jiménez Borja, es la que sigue: En el año 1945 el doctor Raúl Porras Barrenechea invitó al doctor José Jiménez Borja que como socio del exclusivo Club Nacional, y tacneño, le indicara cual era el Escudo de Tacna para lucirlo en una ceremonia en homenaje a los Departamentos del Perú. Al no existir ningún emblema, fue necesario crearlo.

Las ideas de Jiménez Borja fueron expuestas y plasmadas por el artista doctor Enrique Gamarra Hernández, conocedor de la heráldica. Una vez concluido el trabajo, el doctor Jiménez Borja viajó a Tacna para entregarlo en una sesión solmene que tuvo lugar en el antiguo local de la Municipalidad, ubicado en la calle Inclán. El acto lo presidió el Alcalde don Filidor Cavagnaro Herrera, el 11 de enero de 1946.

En aquella histórica sesión, de la que debe ubicarse, en los libros del archivo, el acta, estuvieron presentes, entre otros tacneños, el distinguido patriota y hombre de leyes, don Guillermo Auza Arce, a la sazón Prefecto; el Obispo de la Diócesis, Monseñor Carlos Alberto Arce Masías y el doctor Miguel Angel Cornejo, Presidente de la Corte Superior de Tacna y Moquegua, además de un numeroso grupo de vecinos que avalaron y aplaudieron el nacimiento del nuevo símbolo de la ciudad.

Mucho tiempo se pretendió negar a los creadores la autoría del Escudo. En 1967, el Alcalde don Rómulo Boluarte Ponce de León, creyó oportuno añadir al escudo un par de aguiluchos. De tal modo que un escudo republicano, simple como el espíritu de la buena gente tacneña, -que la hay -, cuyos únicos adornos son la corona de laurel y la cinta que la entrelaza, resultaba grotescamente adulterado para dar la ilusión de que Tacna era una ciudad de prosapia española.

Nos organizamos para protestar por el atentado. Con mi amigo Luis Cavagnaro nos hicimos asesorar por el profesor don Hermilio Hinojosa Rubio, que conocía de heráldica. Con él redactamos un memorial que lo hicimos firmar por tacneños de cepa que habían participado en las campañas plebiscitarias de 1925-1926. El documento, del que conservo una copia, lo dirigimos al Alcalde el 28 de febrero de 1967. El los párrafos más saltantes anotamos lo que siguiente:

“ El Escudo de Tacna ha sido aprobado por una Junta de Notables, reunido en el antiguo Palacio Municipal. Los elementos constitutivos de este Escudo representan el título de Heroica Ciudad, el nombre de su Patrono religioso, San Pedro, la figura del león rampante que rompe cadenas, símbolo de nobleza y bravura; la flor del granado como símbolo de la fecundidad del suelo tacneño y de la belleza singular de su campiña; y la corona cívica de laurel entrelazada por la cinta bicolor peruana, como máximo galardón de la República.

Conviene subrayar que esta última alegoría, que sustituyó a los yelmos, águilas y coronas de los escudos de los pueblos conquistados, no puede faltar en el emblema de un pueblo libérrimo como el tacneño”.

Iniciar esta campaña fue nuestra mejor ofrenda a Tacna, a José Jiménez Borja y a Enrique Gamarra Hernández. Por el Comité de Defensa del Emblema de Tacna, que así pomposamente lo llamamos, firmábamos Luis Cavagnaro Orellana, Hermilio Hinojosa Rubio y yo. Nos acompañaron, entre otros buenos vecinos, Juan Auza Arce, Dora Arce Liendo, Agustina Berríos Liendo, Guillermo Sañudo, Rosa Alina Gonzáles Tapia, María Cadima Tapia, Víctor Liendo Figueroa, Blanca Carbajal Pons, Gladis Céspedes Quelopana, Daysi Flores Quelopana y Lastenia Rejas de Castañón. Nosotros éramos jóvenes veinteañeros.

Gracias a esa campaña, que emprendimos con ímpetu juvenil, los mentados aguiluchos no fueron aprobados para formar parte del escudo. Hoy, al evocar aquellos episodios, a la distancia, con la serenidad que brindan los años, nos llenamos de júbilo porque fuimos oportunos y supimos, como dice la sentencia popular, dar al César lo que es del César.

En la ORDENANZA que oficializa el Escudo, en el Artículo Primero, citamos las siguientes especificaciones:

- El Escudo de Tacna es republicano. Por ello en la parte superior luce una corona, abierta, de laurel, entrelazada en la parte inferior por una cinta con los colores nacionales.
- El Escudo está dividido por dos campos. El de la izquierda tiene el fondo de esmalte rojo (gules) y en él, un león rampante, mirando a la derecha del observador. El león, con sus patas anteriores, rompe una cadena. La cadena rota simboliza el término del Cautiverio que sufrió la ciudad (1880-1929). De cada pata cuelgan tres eslabones. El león simboliza la heroicidad del pueblo tacneño.
- El otro campo tiene fondo blanco (plata) luciendo el fruto de la granada que simboliza la fecundidad de la tierra tacneña.
- La orla que circunda el Escudo luce un fondo amarillo (oro) sobre el que se lee, en letras negras: HEROICA CIUDAD DE SAN PEDRO DE TACNA, que fue el título que le otorgara , por aprobación del Congreso de la República, el gobierno presidido por don José de la Mar, en 1828, como un reconocimiento a Tacna por su aporte a la Causa de la Independencia Nacional: Primer Grito de Libertad, liderado por el Prócer Francisco Antonio de Zela y Arizaga, el 20 de junio de 1811.
- No se debe agregar la palabra “ LA” al lema que queda como : “HEROICA CIUDAD DE SAN PEDRO DE TACNA”.
- El Escudo resume el haber sido Tacna paladín de la lucha por la Independencia Nacional y su resistencia a pertenecer a una potencia extranjera.
- El Escudo debe ser intangible y no agregarle ningún otro elemento que desmerecería su sobriedad digna del espíritu tacneño.

Gracias, pues, a la presente gestión municipal, por haber acogido, con tan buena voluntad una iniciativa con la que se oficializó después de 63 años el valioso aporte, entregado a la ciudad, por los doctores José Jiménez Borja y Enrique Gamarra Hernández. Vale.

No hay comentarios: