3/2/08

La Fiesta de Ito, Ytu o Itwu en el Cuzco

Capítulo XXVIII. De algunas fiestas que usaron los del Cuzco, y cómo el demonio quiso también imitar el misterio de la Santísima Trinidad Para concluir este libro, que es de lo que toca a la religión, resta decir algo de las fiestas y solemnidades que usaban los indios, las cuales, porque eran muchas y varias, no se podrán tratar todas. Los Ingas, señores del Perú, tenían dos géneros de fiestas: unas eran ordinarias, que venían a tiempos determinados por sus meses, y otras extraordinarias, que eran por causas ocurrentes de importancia, como cuando se coronaba algún nuevo rey y cuando se comenzaba alguna guerra de importancia y cuando había alguna muy grande necesidad de temporales. De las fiestas ordinarias se ha de entender que en cada uno de los doce meses del año hacían fiesta y sacrificio diferente, porque, aunque cada mes y fiesta de él se ofrecían cien carneros, pero las colores o facciones habían de ser diferentes. En el primero, que llaman rayme, y es de diciembre, hacían l
20:44

2/2/08

La Diablada Puneña. Origen de la danza

La diablada puneña es una danza ejecutada por sicu-morenos tocando huaynos sincopados que muestra rituales ancestrales donde los anchanchos y chullchuquis conviven con los hombres en torno a la Pachamama. La danza acompañada con sicu-moreno la mantiene el conjunto Sikuris del Barrio Mañazo en Puno. Una leyenda andina cuenta que Wari, el dios del fuego subterráneo, se da cuenta que los uros empiezan a adorar al dios Pachacamac. Wari decide brillar más que el Sol y luego enamora a una ñusta uro llamada Aurora, hija del Sol. La ñusta lo rechaza y combate todas las plagas que Wari le envía y Wari es enviado a las profundidades. Los uros se establecieron desde las costas del Pacífico hasta el antiplano andino hace más de 2000 años. Rendían culto al Tiw quien era el dios de todo lo creado, el protector de la naturaleza, de abrigos rocosos, cuevas, socavones, animales de caza y aves acuáticas. Tiw, era venerado en el Itwu (luego llamada Fiesta de Ytu), un ritual que se practicó en todas l
22:33

Las danzas en la fiesta de la Virgen Maria de la Candelaria en el siglo XX

Los alferados antes recibían el conjunto en su casa por que los conjuntos no eran tan grandes esto por los años 60, ahora los conjuntos son muy grandes de unas 600 personas e incluso existe un alferado para cada bloque. La festividad era mas que todo indígena venían conjuntos de las parcialidades de Puno (Chulluni, Llavini, la Morenadad de Ichu, que era mas antigua que la Orkapata, la Diablada de Ichu). Antonio Jiménez Borja tiene en su colección mas caras de ichu (cuatro dientes, dos cuernos, entre otras cosas) la diablada es recreada a partir de los sicuris de mañazo. Por otro lado se amarraban altares en las cuatro esquinas de la plaza de armas con llicllas, banderas, etc. Los bailes y la fiesta se realizan el 02 de febrero y no en la 8ava como ahora. Y respecto a las costumbres, adelante iban chicas que querían buscar pareja de 20 a 40 años delante de la procesión iban derramando flores pidiendo a la virgen que la case las flores eran amarillas con sillihua. Los personajes de
13:55

La Fiesta de la Virgen Maria de la Candelaria en el siglo XX

En el siglo XX los acontecimientos relevantes de la Festividad de la Virgen de la Candelaria se resumen en: La preeminencia de la danza de los Morenos, la preponderancia de otras danzas, la prohibición del vestuario, los primeros concursos de danzas, la participación exitosa en certámenes nacionales de danza, la presencia barrial, la iniciativa del Instituto Americano de Arte, la formación de la Federación Folklórica Departamental de Puno, la recreación de algunas danzas y la influencia boliviana, visita de José María Arguedas, el desarrollo de dos certámenes de danza, y la dación de importantes dispositivos legales. En la primera mitad del siglo XX, la danza de los Morenos o Sikumorenos gozaba de predilección en la Festividad de la Virgen de la Candelaria. Así, atestiguan las crónicas que siguen: 'ayer... Tres partidas de morenos y numerosas de indígenas, han recorrido las calles de la población con músicas tristes y bailando al compás de ellas" (EEP, 5/2/12); "no fa
13:47

La Fiesta de la Virgen Maria de la Candelaria en el siglo XIX

En el siglo XIX, la Virgen de la Candelaria se encontraba entronizada como patrona de la ciudad de Puno. Así, atestiguan la publicación de un poemario, el establecimiento de un colegio, el nombre del río que surcaba la ciudad de Puno, y crónicas periodísticas del siglo XIX que evidencian la Festividad de la Virgen de la Candelaria. En 1867, aparece un libro de versos que contiene el extenso poema La Democracia, de 232 octavas, escrito por el poeta y militar Justo Román Valdez. El libro concede un buen espacio a la Virgen de la Candelaria, patrona de la ciudad de Puno. Este primigenio poemario puneño provocó la aparición de otro libro titulado Corona fúnebre del H. S". D. Justo Román Valdez, autor del sublime poema titulado La Democracia (Lima, 1867), escrito por El Murciélago (seudónimo del reconocido hombre de letras Manuel Atanasio Fuentes). En este libro, desde la página seis, aparece el poema La Burocracia o la Virgen Puneña y en las páginas impares el poema La Democracia o
13:39