31/8/11

Carta de Pedro Paulet a El Comercio sobre el "Avion Torpedo". 25 de agosto de 1927

LA “NAVE COHETE”. UN PERUANO RECLAMA LA PRIORIDAD DE SU INVENTO Roma, a 25 de agosto de 1927 Señor Director de “El Comercio” Lima En el número de su acreditado diario, correspondiente al domingo 24 de julio último, acabo de ver un largo artículo ilustrado en que se revela, como singular novedad, un sistema de navegación aérea inventado por el alemán Max Vallier, con el nombre de “buque cohete” y con el que se podría llegar a velocidad tal que Nueva York quedaría a menos de dos horas de Berlín. El sistema de aviones-cohete es, sin embargo ya conocido en Europa, habiendo sido algo aplicado durante la guerra mundial, en diversos “torpedos aéreos”. Se han publicado además a este respecto varios proyectos, especialmente en Francia, durante los últimos quince años. El buque-cohete de Vallier no es pues, sino uno de tantos aparatos ideados recientemente con más o menos acierto, como el mismo autor lo reconoce al referirse a los proyectos anteriores de Goddard, Oberth y Von Hoefls. P
20:26

Testamento de J. de la Riva-Agüero y Osma de 1938 sobre la exPUCP

TESTAMENTO OLÓGRAFO DE 1938 Este es mi testamento ológrafo.- 1ro. de septiembre de 1938. J. de la Riva-Agüero y Osma En el nombre de la Santísima Trinidad, declaro que, a punto de partir para un viaje alrededor del mundo, deseoso de completar mis disposiciones de última voluntad, otorgo este mi testamento ológrafo, para que amplíe y modifique mi anterior testamento que otorgué hace años ante el Notario Rivera Hurtado, y que guarda hoy en su poder mi amigo y albacea el Sr. Dr. D. Constantino Carvallo. Las disposiciones de este testamento cerrado quedan vigentes en cuanto no se opongan a las del presente, según lo determina al art.748 del actual Código Civil. Si por cualquier causa, no valiere o se extraviare, o yo revocare ese testamento cerrado, regirá sólo como mi última voluntad el presente que escribo, pues los anteriores testamentos que hice en Roma y Lima quedan revocados expresamente, sin más excepción que el dicho cerrado de 23 de mayo de 1935 y el de 3 de diciembre de 1933 an
6:18

Testamento de J. de la Riva-Agüero y Osma de 1933 sobre la exPUCP

TESTAMENTO ABIERTO Y CERRADO DE 1933 PARTE ABIERTA EN LIMA, a las cinco de la larde del día tres de diciembre de mil novecientos treinta y tres fue presente en la casa de la calle de Ayacucho número quinientos nueve el señor doctor JOSÉ DE LA RIVA-AGÜERO Y OSMA, natural y vecino de Lima, soltero, abogado, de cuarenta y ocho años de edad a quien juzgué en el pleno goce de sus facultades intelectuales, siendo presentes los testigos que al final se nombran; y expuso; que otorgaba su testamento en la forma siguiente: PRIMERO.- Declaro ser hijo legítimo y único de don José Carlos de la Riva-Agüero y Riglos y de su esposa doña Dolores de Osma y Sancho Dávila, mis padres ya difuntos y haber sido adoptado por mi tía materna doña Rosa Julia de Osma y Sancho Dávila, de quienes heredé los bienes que hoy poseo. SEGUNDO.-Declaro no haber sido nunca casado ni haber tenido hijos naturales y desconozco y desautorizo a cualquiera que pretenda presentarse con éste título. TERCERO.- Declaro ser catól
6:11

11/8/11

CÓDIGO CIVIL PERUANO DE 1852

CÓDIGO CIVIL DE 1852 Ley del 23 de Diciembre de 1851 DISPONIENDO LA PROMULGACIÓN DE LOS CÓDIGOS CIVILES Jose Rufino Echenique, Presidente Constitucional de la República Por cuanto el congreso ha dado la ley siguiente: EL CONGRESO DE LA REPÚBLICA PERUANA; Considerando: I.- Que la comisión nombrada del seño de la Cámaras, en virtud de la ley de 7 de junio del presente año, para examinar y reformar los proyectos de los códigos civiles y de procedimientos en materia civil; ha concluido y presentado sus labores al Congreso. II.-Que en cumplimiento del artículo 2 de la expresada ley, es llegado el caso de ordenar la promulgación de ambos códigos. Da la ley siguiente: Artículo 1.- Los Códigos Civil y de Enjuiciamientos en materia Civil, serán promulgados solemnemente por el Presidente de la República y se publicaran en los prefectos, subprefectos y gobernadores, en todas las capitales de departamento, de provincia y de distrito, el 28 de Julio de 1852. Artículo2.- Desde el día siguiente al de
23:10