18/11/20

Peru 0 Argentina 2 Toda derrota duele de 12 puntos solo hemos hecho uno

Escribe: Fernando Jiménez
Tranquilos, a no desesperarse
• La derrota era previsible. Argentina era un rival superior, lo preocupante es el bajo nivel de algunos de nuestra selección.
• Lapadula es un buen delantero, pero le falta mayor conexión con los que tienen que servirlo
Toda derrota duele. Y más si es de nuestra selección. ¿Hubo errores? Seguro. Es innegable. Pero qué equipo en el mundo no los tiene. No se trata de ser incendiario y ahora ver todo mal. Esto recién empieza. Preocupa que de 12 puntos, solo hayamos hecho uno, es verdad. Lo que pensábamos antes de iniciarse las Eliminatorias, nos reflejó la cruda realidad. Hemos enfrentado a cuatro selecciones difíciles, como lo serán todas. El problema es que las derrotas incomodan, se jueg…

Escribe: Fernando Jiménez
Tranquilos, a no desesperarse
• La derrota era previsible. Argentina era un rival superior, lo preocupante es el bajo nivel de algunos de nuestra selección.
• Lapadula es un buen delantero, pero le falta mayor conexión con los que tienen que servirlo
Toda derrota duele. Y más si es de nuestra selección. ¿Hubo errores? Seguro. Es innegable. Pero qué equipo en el mundo no los tiene. No se trata de ser incendiario y ahora ver todo mal. Esto recién empieza. Preocupa que de 12 puntos, solo hayamos hecho uno, es verdad. Lo que pensábamos antes de iniciarse las Eliminatorias, nos reflejó la cruda realidad. Hemos enfrentado a cuatro selecciones difíciles, como lo serán todas. El problema es que las derrotas incomodan, se juega con temor. Echarle la culpa a Gareca es descabellado. Él es un seleccionador, no un entrenador en estos casos. Se equivocó en las variantes, es verdad. Pero qué fácil es criticar después de.
Si algo tengo que criticarle a Gareca es que debió jugar con dos volantes de contención netos desde el saque. Quizás con Cartagena ayudando a Aquino hubiese sido mejor y no nos hubiesen metido esos dos pases entrelíneas para que los argentinos definieran. Se la jugó por Flores, quien no está en su mejor nivel y siguió apelando a su formación característica. Por ahí Cueva se hubiese arrimado por izquierda – ya lo ha hecho – y dejar libre a Yotun para los pases filtrados a Lapadula. Carrillo se desordenó totalmente. Encaró por todo el frente de ataque de manera excesiva. Es hábil, veloz, pero carece de meter pases entrelíneas. Le facilitó la tarea a Tagliafico, ya que Corzo por ese sector es más de marca que de proyección.
Muchos afirman que la argolla mató a Lapadula. No es verdad. En un fútbol de alto nivel no ocurren esas cosas. Todos quieren ganar porque así se beneficia el equipo. Ojo que Lapadula tampoco es un crack de alto nivel, un superlativo. Es un buen delantero, marca sus movimientos, pero si no hay conexión con los volantes que deben servirlo, se muere de hambre. Es luchador, tapa las salidas, pivotea bien, pero aún no se comprende bien con sus compañeros. Estuvo mejor que Ruidíaz, indudable. Lo tendremos como alternativa. Es un buen muchacho. Lo demostró en la conferencia de prensa con sus declaraciones atinadas y con mucha humildad, cantó nuestro himno con fervor y son detalles que lo hacen querible.
En estas Eliminatorias habrá resultados impredecibles. ¿Quién iba a pensar que Ecuador humillaría a Colombia? ¿Quién se iba a imaginar que Bolivia le saque un punto a Paraguay de visitante? ¿O qué Venezuela le gane a Chile? Y así habrá más resultados que nos irán acomodando en la tabla a medida que transcurras estas difíciles Eliminatorias. Tenemos que tranquilizarnos, no desesperarnos. Hay que seguir dándole crédito a la selección, es nuestra y la queremos. En las buenas y en las malas. Faltan 14 partidos que los tendremos que jugar a muerte. Sin mirar por encima del hombro al rival o achicarse ante el supuestamente más grande.
Gareca tiene cuatro meses para ir buscando alternativas. Lamentablemente, nuestro campeonato no es competitivo como para tener esperanzas. Esta pandemia nos mata. Ojalá podamos jugar unos amistosos y probar a alguna sangre joven y avizorar un futuro mejor. Quizás por ahí Alex Valera nos sorprende, el mismo Matías Succar del Muni o el mismo Aldair Rodríguez. Pero como los calificamos si no los probamos. Hay que ver en acción al chico Rhyner en la zaga. Quizá Rodrigo Vilca ya está madurando en el Newcastle o el mismo Raziel García quien apunta como una esperanza. Hay jugadores que en sus equipos no deslumbran tanto porque no están bien rodeados, pero en una selección pueden jugar mejor, con otros de mayor experiencia.
Lo peor es derrotarse antes de tiempo. Nos duele es verdad. Todos sentimos lo mismo. La impotencia de querer y no poder. No echemos por la borda lo conseguido. No podemos ser héroes en el ayer y villanos en el hoy. Hay que seguir encarando el proceso con madurez. Así es el fútbol. A veces criticar despiadadamente en nuestro fútbol es tirarse a una piscina sin agua. Ya me ha sucedido en varios casos. A veces aflora el hígado y la impotencia y el tiro puede salir por la culata. Sigo teniendo fe en la selección. La estructura se fue desarmando de a poco. Las ausencias de Guerrero y Farfán las hemos extrañado, sin lugar a dudas. Pero ellos tampoco serán eternos.
Lo bueno de todo que estas derrotas sirven para ir buscando alternativas. La aparición de Lapadula es una de ellas. No se trata como loquitos de ir cambiando al equipo porque jugaron mal. Por uno o dos partidos malos no podemos prescindir de ellos que ya están sólidos y maduros para defendernos. Ahora, sino responden y no vuelven a su nivel, solitos se irán sacando y para ello debemos exigirles que vuelvan a ser lo que fueron. Si crees que estás vencido, lo estás.
------------
LEYENDAS:
2-1
Edinson Flores no está en su nivel. Lapadula es una buena alternativa

No hay comentarios: